El nuevo coronavirus no parece afectar a la seguridad alimentaria

seguridad alimentaria

La transmisión del nuevo tipo de coronavirus 2019-nCoV a través del consumo de alimentos se considera poco probable. A falta de datos que identifiquen a los alimentos como una posible fuente o vía de transmisión del virus, la EFSA no ha iniciado, por el momento, ninguna acción en respuesta al actual brote. Por su parte el ECDC ha publicado una guía provisional para la limpieza ambiental en instalaciones no sanitarias expuestas al 2019-nCoV.

Por el momento, según la Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) no existe ninguna evidencia de que los alimentos puedan actuar como una fuente o via de transmisión del nuevo tipo de coronavirus 2019-nCoV.

La transmisión de los coronavirus humanos conocidos, generalmente ocurre a través del aire, por inhalación, y se requiere un contacto cercano con un animal portador del virus o una persona infectada para que esto suceda. Según el estado actual del conocimiento científico, todavía no hay pruebas de la posibilidad de que los humanos se infecten por contacto con productos, bienes de consumo o por alimentos, incluido el brote actual. 

Por lo que seguir las normas de higiene establecidas para la manipulación y preparación de alimentos es lo adecuado y no parece necesario tomar precauciones especiales de seguridad alimentaria en relación con el patógeno emergente.

Asi lo explica también la Agència Catalana de Seguretat Alimentària, que recomienda respetar las medidas básicas de higiene adecuadas para prevenir cualquier toxiinfección alimentaria, y especialmente mantener una cuidadosa higiene de las manos.

  • Higiene de las manos con agua y jabón antes de empezar a preparar alimentos, después de manipular alimentos crudos y siempre que, durante la preparación de las comidas, manipule basura, pañales, dinero, etc., después de ir al WC, estornudar, toser, sonarse, y también después de tocar animales domésticos.
  • Limpiar las superficies y los utensilios de cocina antes de utilizarlos y, especialmente, después de manipular alimentos crudos, como carne, pescado, huevos, pollo, etc.
  • Separar siempre los alimentos crudos de los cocinados, asi como de aquellos que se consumirán en crudo y ya están limpios.
  • Utilizar utensilios de cocina diferentes (tenedores, cuchillos, platos, etc.) para manipular los alimentos crudos. En la nevera, conserve los alimentos crudos y los cocinados en espacios diferenciados y en recipientes tapados, para evitar la contaminación entre ellos.
  • Cocinar suficientemente los alimentos, especialmente, la carne, el pollo, los huevos y el pescado. Los alimentos que contengan huevo y los asados de carne y pollo cocinarlos a temperatura superior a 75ºC en el centro. Recalentar bien la comida elimina los posibles microorganismos que se hayan desarrollado durante la conservación del alimento.
  • Refrigerar lo antes posible los alimentos cocinados. No los mantenga a temperatura ambiente durante más de dos horas.

Opciones de limpieza ambiental en entornos expuestos al virus

Los casos humanos de coronavirus 2019-nCoV notificados en la UE/EEE y el Reino Unido hasta el 10 de febrero de 2020 ascienden a 37, de los cuales 17 son importados y 20 adquiridos localmente. Alemania es el país con un mayor número de casos (14) seguida de Francia (11), Reino Unido (4), Italia (3), España (2), Bélgica, Finlandia y Suecia (1).

Como orientación sobre la limpieza ambiental en instalaciones no sanitarias, como oficinas, escuelas o transportes, expuestas a casos confirmados de coronavirus antes de su ingreso en el hospital, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha publicado una guía provisional, que se basa en los conocimientos actuales sobre el nuevo coronavirus 2019-nCoV, así como en la evidencia obtenida de estudios de otros coronavirus.

Según este documento, los coronavirus se transmiten en la mayoría de casos a través de gotas inhaladas por via respiratoria, así como por contacto. Actualmente se desconoce el tiempo de supervivencia y las condiciones que afectan a la viabilidad del 2019-nCoV en el medio ambiente. Pero, según estudios que evalúan la estabilidad ambiental de otros coronavirus, se estima que el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) sobrevive varios días en el medio ambiente y el coronavirus relacionado con el síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS-CoV) sobrevive más de 48 horas a una temperatura ambiente promedio (20 ° C) en diferentes superficies.

Debido a la posible supervivencia del virus en el medio ambiente durante varios días, las instalaciones y áreas potencialmente contaminadas con el 2019-nCoV deben limpiarse antes de su reutilización, utilizando productos que contengan agentes antimicrobianos que se sepa que son efectivos contra los coronavirus. Según el ECDC, aunque no hay evidencia específica de su efectividad contra el virus 2019-nCoV, la limpieza con agua y detergentes domésticos y el uso de productos desinfectantes comunes deberían ser suficientes para la limpieza preventiva general.

Se han probado varios agentes antimicrobianos contra diferentes coronavirus:

Algunos de los ingredientes activos, por ejemplo, el hipoclorito de sodio (contenido en la lejía doméstica) y el etanol están ampliamente disponibles en entornos no sanitarios o de laboratorio.

Se sugiere el uso de hipoclorito de sodio al 0.1% (dilución 1:50 si se usa lejía doméstica a una concentración inicial de 5%) después de la limpieza con un detergente neutro, para fines de descontaminación, aunque no hay datos disponibles sobre la efectividad contra el 2019-nCoV. Para las superficies que pudieran ser dañadas por el hipoclorito de sodio, se necesita una concentración de etanol del 70% para la descontaminación, después de la limpieza con un detergente neutro.

La limpieza debe realizarse utilizando un equipo de protección personal (EPI) adecuado y siguiendo las normas para su colocación y uso correctos. El EPI desechable debe tratarse como material potencialmente infeccioso y eliminarse de acuerdo con las normas nacionales. El EPI de uso no único debe descontaminarse utilizando los productos disponibles (por ejemplo, hipoclorito de sodio al 0.1% o etanol al 70%). Cuando se utilizan otros productos químicos, se deben seguir las recomendaciones del fabricante. 

El ECDC sugiere el uso de los siguientes EPI cuando se realizan trabajos de limpieza en instalaciones que probablemente estén contaminadas por 2019-nCoV:

  • Respiradores con filtro clase 2 o 3 
  • Gafas o careta
  • Bata desechable resistente al agua de manga larga
  • Guantes desechables.

Asimismo, se recomienda el uso de equipos de limpieza desechables o dedicados, y cuando se utilizan productos químicos para la limpieza, es importante mantener la instalación ventilada (por ejemplo, abrir las ventanas) para proteger la salud del personal de limpieza.

Todas las áreas que se tocan con frecuencia, como todas las superficies accesibles de paredes y ventanas, la taza del inodoro y las superficies del baño, deben limpiarse cuidadosamente. Todos los textiles (por ejemplo, ropa de cama, cortinas, etc.) deben lavarse con un ciclo de agua caliente (90 ° C) y agregar detergente para la ropa. Si no se puede utilizar un ciclo de agua caliente debido a las características de los tejidos, se deben agregar productos químicos específicos (por ejemplo, lejía o productos de lavandería que contienen hipoclorito de sodio, o productos de descontaminación desarrollados específicamente para su uso en textiles).

Fuente: ECDC

  • 0800-123456 (24/7 Support Line)
  • info@example.com
  • 6701 Democracy Blvd, Suite 300, USA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.