PLAGAS

Plagas de la Madera de Uso Doméstico

La madera es una de las materias primas originales más utilizadas por el hombre desde la antigüedad hasta nuestros días. Es un material con muchas virtudes: es renovable, tiene la mayor resistencia por unidad de peso y el menor peso por unidad de resistencia, permite elaborar una interminable cantidad de elementos útiles al ser humano, desde la lanza y el arco hasta los muebles, pallets, techos y viviendas.
El defecto que presenta la madera, es que es muy susceptible al ataque de agentes biológicos, básicamente hongos e insectos.
El tema que nos ocupa es justamente el control de las plagas de la madera de uso doméstico en la actualidad. No abordaremos los tratamientos industriales para maderas de infraestructuras como postes, durmientes para vías férreas, puentes, torres de enfriamiento, etc., dado que exceden los alcances del presente manual. Si trataremos la problemática de la madera de uso domiciliario, en construcciones, implementos y elementos de madera en general. Veremos la forma de detectar el problema y darle la solución adecuada.

LOS PROBLEMAS DE LA MADERA: GENERALIDADES

La madera en el tiempo no perdura, pero esto no sería así si los vectores que la atacan no estuvieran presentes o si las condiciones ambientales no fueran favorables. Por ejemplo, tenemos maderas en perfectas condiciones con miles de año de antigüedad encontradas en bóvedas de las pirámides de Egipto, debido a que la ausencia de humedad impide que los hongos actúen y al no haber presencia de insectos xilófagos, la madera se mantiene en excelentes condiciones por milenios.
No todas las maderas se comportan igual frente a sus enemigos, tenemos que diferenciar distintos tipos de madera con mayor o menor resistencia a ser atacadas.
Las maderas duras, no por ser más duras son más resistentes. Como ejemplo tenemos el Quebracho Colorado que es una madera muy dura, de hecho, su nombre proviene de “quiebra hacha” que es altamente resistente a las podredumbres y los insectos, pero no es debido a su dureza sino al contenido de taninos que la protegen. En cambio, el Quebracho Blanco, también es muy duro, pero al no tener sustancias químicas preservadoras, es altamente susceptible al ataque de hongos e insectos.
Todas las maderas son vulnerables a las plagas y por tal motivo es importante la prevención, los tratamientos previos a la puesta en servicio, y en el caso de detectar un problema; cuanto antes se actúe, más simple y efectivo será el resultado.
Dentro de los insectos, tenemos los siguientes grupos importantes: ISOPTEROS, ANOBIDOS, LICTIDOS y CURCULIONIDOS; es decir: “termitas”, “carcomas”, “polillas” y “taladros”. Siempre hablando de madera aserrada o cortada, no en los árboles en pie, donde debemos considerar otras plagas.
El problema clásico que encontramos en las viviendas con techo de madera, es el “taladro del pino” Hylotrupes Bajulus, que los ingleses llaman el “death clock” o reloj de la muerte, dado que se escucha por la noche un crujido rítmico como el tic tac del reloj, originado por cada mordisco que realiza la larva dentro de la madera. Crónica de un final anunciado si no actuamos a tiempo: el techo se va a caer.
Las maderas multilaminadas fenólicas o ureicas, tienen la ventaja de estar preservadas por la presencia del pegamento.

LOS AGENTES QUE ATACAN LA MADERA: HONGOS

En términos generales las maderas que no están en condiciones de humedad no son atacadas por los hongos xilófagos, es decir no se pudren. La pudrición de la madera es producida exclusivamente por el ataque de hongos. Estas maderas al encontrarse debilitadas por la acción de los hongos son susceptibles al ataque de los insectos.
Los enemigos de la madera básicamente son hongos e insectos.
La madera está químicamente por 2 sustancias, la celulosa y la lignina. La celulosa es de color claro, la lignina es de color oscuro.

Tenemos 3 tipos de hongos que producen 3 tipos distintos de podredumbres:

  • Hongos que se alimentan de celulosa o podredumbre marrón (Brown rot): como queda más proporción de lignina, la madera se pone de color oscuro, sin estructura ni resistencia y con forma de cubos.
  • Hongos que se alimentan de la lignina o podredumbre blanca (White rot); la mayor proporción de celulosa genera un color blanquecino, también sin resistencia ni estructura, con textura filamentosa y escamosa.
  • Hongos de la pudrición blanda o pudrición húmeda (soft rot): estos hongos atacan tanto la celulosa como la lignina, produciendo una masa amorfa, blanda y húmeda. Es el principal problema en el cuello de los postes de madera.

La presencia de estos tipos de hongos está generalizada, sus esporas sobreviven por siglos esperando el momento propicio para desarrollarse, por lo tanto, es imposible evitar el inóculo, siempre habrá una espora en alguna partícula de tierra. Es normal que esto ocurra, dado que son seres necesarios para el ciclo de la madera en la naturaleza, pero en nuestro caso, lo que intentamos es romper ese ciclo natural para que la madera que utilizamos se mantenga en servicio la mayor cantidad de tiempo posible.
Sabemos que el inóculo siempre está por lo tanto en la medida que no se presenten condiciones de humedad, no hay riesgo de infección. Entonces por ejemplo en un techo, siempre que no haya filtraciones de agua a la madera, no hay pudrición. Pero en muchos casos es imposible evitar la humedad, como por ejemplo un poste, un deck, una pérgola, un banco a la intemperie, etc., y en estos casos es necesario realizar un tratamiento previo a la madera.
La aplicación de barnices o películas protectoras apuntan justamente a impedir el acceso de la humedad, pero no son tratamientos preservadores propiamente dichos. Los tratamientos preservadores de madera, son aquellos que llevan un producto fungicida o insecticida en profundidad, llegando a toda la masa de la madera.

Hormiga Argentina (Linepithema humile)

Esta hormiga es nativa de Argentina y Brasil, pero ahora puede ser encontrada en el mundo entero. Las obreras son mono mórficas pequeñas, siendo éstas de color negro o marrón, de 2,5 a 2,9 mm.; tienen antenas divididas en 12 segmentos. El tórax posee perfil redondeado y sin espinas. El pedicelo se destaca por poseer un segmento. No poseen aguijón, pero ocasionalmente pueden ocasionar algún daño por mordeduras.

Las obreras son muy agresivas y usualmente eliminan a otras especies de hormigas y algunos otros insectos del área. Estas hormigas prefieren elementos dulces (como azucares y melaza de pulgón), insectos muertos; pero también comerán proteínas (carnes) a veces. Estas han sido conocidas por atacar a los pollitos en criaderos avícolas, colmenas de abejas, etcétera. Cuando las condiciones externas se ponen demasiado húmedas o secas, estas hormigas están listas para moverse invadiendo el interior de una estructura edilicia. Las colonias poseen varias reinas, y en lugar de competir entre colonias, se asocian formando supe colonias que pueden abarcar áreas de cientos de kilómetros.

COLEÓPTEROS (ESCARABAJOS) QUE DESTRUYEN MADERA

Hay varios diferentes tipos de escarabajos que destruyen la madera. Para propósitos de control, estamos sólo interesados en los tipos que reinfectarán la madera. Dos de los escarabajos comunes de que no reinfectarán la madera son el escarabajo Ambrosia y el escarabajo Bark.

Escarabajo Ambrosía (“Xyleborus affinis”)

Puede ser distinguido por las manchas de hongos que se verán alrededor de los huecos de salida. Estos escarabajos no reinfectan madera y realmente se alimentan de la fungosidad en el interior de los corredores de las galerías, no comen la madera. Ningún tratamiento es precisado para estos escarabajos, ya que los huecos vistos en la madera son agujeros de salida y estos escarabajos no regresarán a infestar madera de estación. Estos escarabajos son naturales en madera de los leños caídos, y no en la madera de construcción.

Escarabajo Bark (“Dentroctonus ponderosae”)

Precisa de la corteza para su suministro de comida. También conocido como un escarabajo de grabador, este hace un túnel por debajo de la corteza de árboles caídos y no es amenaza para madera estructural.

ESCARABAJOS QUE REINFECTAN LA MADERA

¿Qué es la carcoma de la madera?
La carcoma es un insecto de la familia de los escarabajos (coleópteros) que se alimenta de madera (xilófago).
El termino Xilófago define muy bien a estos insectos ya que literalmente significa “Comedores de Madera” del latín Xilo (madera) y Fago (comer).
El más común y también el más conocido de estos insectos es el Anobium punctatum, también llamado “carcoma pequeña o común”.
Desde un punto de vista académico el termino carcoma solo puede aplicarse a la familia de los anobidos (Anobiidae), aunque popularmente se utiliza también para definir a otras familias como los lictidos (Lyctidae) y los cerambicidos (Cerambycidae) entre otros.

Estos insectos viven en todo el mundo y se conocen miles de géneros diferentes. Por lo general se alimentan de madera muerta ya esté labrada (muebles, vigas, arte, etc.) o no (troncos muertos), y además prefieren las maderas blandas. Solo suelen atacar la albura de la madera, dejando el duramen intacto salvo que debido a la humedad u otros factores el duramen este muy dañado.

Su tamaño varia de los 2-5 mm del Anobium punctatum a los 9-20 mm de los Hylotrupes Bajulus de la familia de los Cerambicidos. Hay básicamente 4 familias de escarabajos con las que trabajaremos para el tratamiento. Hay muchas especies dentro de estas familias, pero la mayoría son fácilmente identificables.

Carcoma “Lyctus brunneus”

Orden: Coleóptera
Familia: Bostrichidae (Subfamilia: Lyctinae)
Género: Lyctus
Especie: Lyctus brunneus

A esta carcoma se la conoce vulgarmente como “Polilla del parquet” o “Polilla de la madera” debido a que suele ser lo que comúnmente ataca.
Este tipo de carcoma está presente en prácticamente todo el planeta a excepción de Oriente Próximo.
Tiene un tamaño mayor que la carcoma común, pero tu forma es muy alargada si la comparamos con otras carcomas y su color es rojo cobrizo.
Su ciclo vital es de 1 año, y el orificio de salida es muy pequeño debido a su cuerpo alargado.
El adulto colocará sus huevos en poros o grietas superficiales de la madera. Los huevos nunca son colocados en madera encerada, pulida o barnizada. Lyctus solamente ataca el sámago de maderas duras.
La Larva del escarabajo del Lyctus se abrirá paso en el sámago o albura que es la capa que tiene mayor cantidad de almidón, normalmente después del grano de la madera. Los túneles producidos, estarán holgadamente apiñados con polvo fino en forma de talco. Este polvo fino es un buen indicador de qué tipo de escarabajo estamos encontrando.
Una vez que el escarabajo madura, emergerá de huecos muy pequeños en la madera. El ciclo biológico puede ser de tan poco como 3 meses hasta 4 años. El adulto es un gran volador, y volverá, usualmente, a reinfectar la madera donde emergió.

Carcoma “Anobium punctatum”

Orden: Coleóptera
Familia: Anobiidae
Género: Anobium
Especie: Anobium punctatum

Esta es la carcoma más conocida. Su tamaño varía de los 2 a los 5 mm de longitud en su etapa adulta. Tiene un cuerpo alargado de color marrón jaspeado, con un pronoto (primero de los tres segmentos del tórax de los insectos) que cubre parte de la cabeza como si fuera una capucha.

En su fase larvaria son de color crema y crecen desde el milímetro de longitud a los 7 mm. No alcanza la fase adulta hasta los 3 o 4 años por lo que pueden pasar desapercibidos durante años mientras se comen la madera de nuestra casa o muebles, puesto que hasta que no salen ya con forma de cucaracha para reproducirse no suelen ser vistos.

Una forma de distinguir a la carcoma Anobium punctatum de otras especies es por el tamaño del orificio de salida que deja en la madera que en este caso es de 1 a 1,5 mm de diámetro.

Carcoma “Hylotrupes Bajulus”

Orden: Coleóptera
Familia: Cerambycidae (Subfamilia: Cerambycinae)
Género: Hylotrupes
Especie: Hylotrupes Bajulus

A esta carcoma se la conoce por el nombre de “Capricornio” o “Capricornio doméstico”. Tiene predilección por las maderas más densas y suele atacar a vigas y otras maderas de gran tamaño.

El Hylotrupes Bajulus o Carcoma grande se alimenta solamente de coníferas y en especial de pinos.

Debido a su gran tamaño (de 9 a 20 mm en su fase adulta) son especialmente perjudiciales para todos tipo de construcciones de madera y especialmente para las vigas, cerchas y otros elementos estructurales que pueden llegar a ser dañados gravemente hasta el punto de peligrar la integridad construcción.

Carcoma “Xestobium rufovillosum”

Orden: Coleóptera
Familia: Anobiidae (Subfamilia: Ernobiinae)
Género: Xestobium
Especie: Xestobium rufovillosum

Esta carcoma es conocida bajo el nombre “El escarabajo del reloj de la muerte” debido al sonido que producen los machos al golpear su cabeza contra la madera para atraer a las hembras que se asemeja al tic tac de un reloj. A este sonido antiguamente se le asociaba una superstición que decía que cuando escuchabas este sonido era la llamada de la muerte que se estaba acercando.
En su fase adulta mide de 5 a 9 milímetros aunque como larva puede alcanzar los 11 mm. Al igual que el Anobium punctatum tiene una capucha que cubre su cabeza pero en esta ocasión es de color rojizo jaspeado.
Su ciclo vital es más largo que el de otras carcomas durante su ciclo larvario de 3 a 6 años.
Debido a que su tamaño el orificio de salida también en mayor siendo este de 2 a 4 mm de diámetro.
En cuanto a sus maderas preferidas están el roble, el olmo y el abedul.
Esta especie no es muy común en España pero si lo es en el sur de Inglaterra y últimamente en Holanda.

CICLO VITAL DE LA CARCOMA

Aunque dependiendo de la familia o especie a la que pertenezca una carcoma en concreto varían los periodos del ciclo vital este es el mismo para todas ellas.
Comienza con la puesta de huevos de un ejemplar adulto en alguna grieta o hendidura de alguna madera cercana.
Cuando eclosionan los huevos salen unas minúsculas larvas de color blanco amarillento que comienzan a comer la madera casi nada más nacen e inician las galerías.
La duración de la fase de larvaria dura desde el año para el caso de Lyctus brunneus, hasta los 6 años de la carcoma Xestobium rufovillosum. Este periodo también está influenciado por el tiempo la condición de la madera y por ejemplo en el caso de la X. Rufovillosum puede alargarse incluso hasta 9 años.
Una vez está a punto de finalizar este periodo la larva sube hasta el borde de la superficie de la madera donde construye una cabida en la que se transformara en pupa o capullo.
En este estado permanecerá de 6 a 7 semanas realizando la metamorfosis y cuando termina la transformación a insecto sale a la superficie horadando la fina capa de madera que le restaba para salir a la superficie, dejando el característico agujero de salida.
Una vez fuera busca una pareja y se cierra el ciclo vital con una nueva puesta de huevos. En su fase adulta la carcoma no suele vivir mucho y tan solo se preocupa de su reproducción puesto que incluso en este estado no ingiere ningún alimento.

TRATAMIENTO DE LA CARCOMA

Existen varios tratamientos contra la carcoma y para elegir el tratamiento más adecuado hay que tener en cuenta sobre todo cual es el tamaño y grosor de la madera a tratar.
Estos son los tratamientos para eliminar las carcomas más habituales:

Imprimación contra la carcoma:
Consiste en aplicar tanto en el interior como en el exterior del mueble o madera a tratar un líquido insecticida por medio de una brocha. Una vez aplicado se cubre el mueble con una tela plástica que dificulte la salida de los vapores que el producto crea para que el tratamiento sea más eficaz y se deja así dos o tres semanas.
Hay que tener en cuenta que la imprimación no penetrara en la madera más de 1 o 2 cm por lo que si esta es muy gruesa este método no será del todo eficaz.
Para que este tratamiento sea más eficaz suele ser recomendable decapar la madera para quitar el barniz que pueda tener y de esta forma en producto penetre mejor en la misma.

Inyección de Anticarcoma:
Este método se utiliza para tratar muebles o piezas de madera que han sido muy poco atacadas por la carcoma y consiste en inyectar a través de los agujeros que han creado en la madera y posteriormente taponarlos con algún tipo de cera con la intención de matar a la carcoma con los gases generador por el producto.
Este tratamiento también se suele utilizar cuando no se quiere decapar el mueble o la superficie a trata, y para introducir el producto en el interior de la madera se utilizan las galerías que ha creado a carcoma.

Shock térmico:
Este tratamiento para eliminar a la carcoma consiste en pegar golpes de calor a la pieza a tratar, o simplemente congelarla al vacío para matar de frio a la carcoma.
La congelación se realiza al vacío para que el agua no dañe a la pieza de madera. Este método suele utilizarse en piezas de pequeño tamaño debido a la dificultad de aplicarlo en muebles de gran tamaño u grandes superficies.

  • 0800-123456 (24/7 Support Line)
  • info@example.com
  • 6701 Democracy Blvd, Suite 300, USA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.