PLAGAS

Vinchucas

El “mal de chagas” es una de las enfermedades transmitidas por vectores de mayor incidencia en centro y sud américa. Los aspectos económicos, sociales y culturales, poseen un rol fundamental en la difícil tarea que representa erradicar esta plaga.

Vinchuca (Triatoma infestans)

Perteneciente al orden Hemíptera, familia Reduviidae, la vinchuca (Triatoma infestans) es un insecto hematófago que transmite al Tripanosoma cruzi, protozoario causante de la enfermedad de chagas o mal de chagas. El adulto puede medir de 1,5 a 2 centímetros. Son de color marrón oscuro a negro. Poseen cabeza alargada con los ojos compuestos bien visibles a ambos lados. Antenas setáceas cortas de 4 artejos. El aparato bucal es picador suctor de 4 estiletes, recubierto por el labium que se encuentra dividido transversalmente por dos suturas bien visibles que lo dividen en tres. A simple vista el aparato bucal es corto y recto, para diferenciarlo del de chinches fitófagas que es recto y largo (labium de cuatro segmentos). En la cara ventral del tórax se insertan la patas, cuyas coxas (articulación de la pata y el tórax) son de color anaranjado. A nivel dorsal, se insertan las alas, primer par hemielitro y segundo par membranoso. El abdomen se caracteriza por poseer un aro periférico, llamado conexivo, que intercala bandas claras y oscuras. Son insectos que se reproducen sexualmente mediante la cópula entre macho y hembra. Se multiplican a través de huevos. Poseen metamorfosis incompleta, compuesta de HUVO-NINFAS (5 estadios)-ADULTO. Los huevos son de 2 a 3 MM, color blanco perlado y se van coloreando a medida que maduran. El período de incubación de los huevos varía entre 28 y 35 días dependiendo de la temperatura. El ciclo de huevo a adulto puede durar entre 8 y 12 meses, mientras que los adultos pueden vivir entre 12 y 24 meses. Las hembras colocan entre 120 y 160 huevos mensuales cuándo las temperaturas superan los 25 °C. Tanto adultos (machos y hembras) como ninfas se alimentan de sangre. En los juveniles la alimentación a repleción es necesaria para que se desencadene el proceso de muda y puedan ir “creciendo”. En los adultos, fundamentalmente hembras, la sangre aporta los nutrientes necesarios para que puedan colocar huevos fértiles. Poseen hábitos nocturnos, durante el día permanecen en grietas de las paredes, detrás de cuadros o bajo las camas, sitios donde pasan la mayor cantidad de tiempo. Viven zonas cálidas, aunque en nuestro país se las ha encontrado hasta Bahía Blanca. Es importante recordar que las vinchucas que transmiten el mal de chagas son solo aquellas que se encuentran infectadas con el protozoario, situación que ocurre una vez que la vinchuca pica a un huésped enfermo.

  • 0800-123456 (24/7 Support Line)
  • info@example.com
  • 6701 Democracy Blvd, Suite 300, USA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.